jueves, 31 de marzo de 2011

CAPRICHO #201 y Manos Solidarias: Ensalada de endivias con salsa de queso azul



Bueno, ¡vamos a lo nuestro! Empiezo la tercera centena de caprichos con algo ligero pero muy rico, una fresquita ensalada de endivias con salsa de queso azul que va a venir fenomenal para estos días en los que la primavera ha entrado por la puerta grande y los armarios comienzan a desmadrarse.




Para empezar, vamos a preparar el aliño con una horita de antelación para que coja sabor: en un bol ponemos unos 50 grs. de queso azul y le añadimos un chorro de aceite de oliva, vinagre de manzana y sal (las cantidades al gusto), mezclamos todo muy bien y lo reservamos.




A la hora de preparar la ensalada picamos 2 ó 3 endivias y las enjuagamos y escurrimos bien, le añadimos 1 tomate picado o un puñado de cherrys, una manzana con la piel, en gajos finos y un puñado al gusto de pasas, anacardos, nueces y pistachos. Aliñamos con la salsa de queso y ¡a comer! Para nada está amarga y también se le puede añadir escarola.




Aprovecho la ocasión para invitaros a participar en la campaña “Manos Solidarias” que ha organizado Elaelito, podéis verlo pinchando en el enlace que tengo en la columna de la izquierda, merece la pena.

martes, 29 de marzo de 2011

Una pequeña ayudita

Con los blogs pasa como con los hijos, el segundo siempre te sale más “espabilao” que el primero. Mientras el grande es un niño tranquilo, buenísimo, que no da un ruido, el chico tiene más genio, es más trasto y más “adelantao” que el mayor; hay quien dice que eso ocurre porque “tiene escuela”, pero no, yo no estoy de acuerdo, porque por norma, hace cosas que al grande todavía ni se le han ocurrido.


Algunos ya sabéis que tengo dos blogs: este rinconcillo caprichoso, y su hermano mayor, o como yo le llamo, “el rincón de pensar”. Este surgió de una necesidad imperiosa de escribir muchas cosas que necesitaba expresar, algo así como el testimonio escrito de mi habitual parloteo, porque si no hablo,… escribo. En su “parto”, conté con la valiosa ayuda de Iris, mami compañera de cuitas escolares, escritora novel y loca romántica, con un blog muy “enamorao”: Alas para volar, que me asesoró en la parte técnica. Ella se ríe cuando le digo que llegará muy lejos y que va a quitar a su marido de trabajar, pero lo cierto es que ya tiene una novela editada en papel, y varias más en formato digital.


Tiene una imaginación portentosa y siempre está maquinando nuevas historias y cositas para su blog. Yo me quedo asombrada y le pregunto que como se le ocurren esas historias; ella me contesta que es porque lee mucho, y es cierto. Yo, como soy culillo de mal asiento, y tengo mi tiempo ocupado en infinitas tareas, he perdido la costumbre de sentarme a leer, tranquila y relajada, algo que tenga más de cinco páginas. Ahora que recetas, dinámicas de grupo, gymkhnas para niños, photoshop y power points, los que queráis.


El caso es que Iris, en su blog, organizó un concurso de relatos cortos, basados en la inspiración de varias canciones y me instó a que participara. “Anda, que tu puedes”- me dijo. Pude, pero me costó lo mío, ¡una semana! Y es que el género romántico no es lo mío, pero aún así, surgió una narración medio aceptable que presenté, basada en una canción de Luís Miguel.


Ahora ha llegado el momento de las votaciones, por eso os pido una pequeña ayudita, por si queréis pasaros por su blog y votarme. El premio es un libro, a ver si así recupero el hábito de la lectura, y también para que mi rinconcillo pensativo no se sienta un principito. Os aseguro que por lo menos vais a pasar un rato divertido leyendo el relato, no os desternilléis mucho, por fis.


lunes, 28 de marzo de 2011

CAPRICHO #200: Plátano caramelizado a la naranja con helado de limón



¡Y ya van 200! Me encanta cumplir caprichos, je, je,... Y para cerrar ciclo, al igual que con el 100, éste capricho es dulce. No hay nada mejor que terminar una comida con un postre delicioso como éste: platano caramelizado a la naranja con helado de limón.




Es facilísimo de hacer, y además barato, ¿qué más se puede pedir? La presentación queda chachi piruli y el sabor, rico, rico.




En una sartén, echamos 2 cucharadas de azúcar, bien blanquilla, bien morena y el zumo de 3 naranjas. Ponemos a cocer e incorporamos los plátanos (pelados, ¿o.k.?), dejamos que cuezan a fuego moderado, moviéndolos de vez en cuando con delicadeza. Cuando vemos que están tiernos (¡ya he descubierto como enderezar un plátano!), los sacamos con cuidado y los dejamos enfriar, después los metemos en el frigo para que estén fresquitos.




Dejamos que la salsita de naranja reduzca con poco más y la apartamos en una jarrita, para que se termine de enfriar.




A la hora de presentar el postre, en un plato colocamos un plátano, dos bolas de helado de limón y regamos con la salsita de naranja. Adornamos con hojitas de menta y ralladura de limón (como no tenía menta, la sustituí por hierbabuena y el helado de limón que utilicé llevaba ralladura).

sábado, 26 de marzo de 2011

CAPRICHO #199: Endivias con cebolla confitada, jamón y queso



Me encantan las verduras amargas: espárragos, rúcula, escarola, endivias,… Hablando de estas últimas, hace unos días, Arguiñano, en su programa de las tardes las preparó de esta manera tan fácil, tanto que se me antojó hacerlas para la cena y éste fue el resultado: endivias con cebolla confitada, jamón y queso.


Para empezar, en una cacerola con abundante agua y un poco de sal puse a cocer 4 endivias durante unos 15 minutos. Las saqué y escurrí y las abrí por la mitad como un libro.


Corté 2 cebollas gorditas en juliana y puse a pochar a fuego lento en una sartén con un poco de aceite y sal. Dejé que doraran y luego les escurrí el aceite con un colador grande.


En la bandeja del horno, coloqué las endivias abiertas, sobre éstas repartí la cebolla pochada, encima coloqué 4 lonchas de jamón serrano cortado chiquitito y para terminar, 2 cuñitas de queso en cada endivia.


Gratiné en el horno unos 3-4 minutos, ¡y estaban muy ricas!


Hoy es sábado, y los sábados en casa toca pescado; no he hecho algo fuera de lo común, han sido boquerones fritos, pero siguiendo los consejos de Karlos, he utilizado por primera vez harina de garbanzos para enharinar el pescado antes de freír y, la verdad, han salido muy tiecesitos.

miércoles, 23 de marzo de 2011

CAPRICHO #198: Ensalada de huevas



Desde muy chiquitilla me han gustado cosas que, generalmente, no le gustan a los niños, por lo menos a los de ahora (y los primeros en venirme a la cabeza son los míos propios), como por ejemplo, los caracoles, las gambas, las almejas…y las huevas. Cuando mi madre compraba huevas era una fiesta: fritas o en ensaladilla, da igual, me pirraban. Ya de casada, al resto de la family como que no, así que cuando las compro me pongo púa, todas para mí solita. Hace unos días hice esta ensaladilla de huevas tan fresquita, eso sí, ofrecí primero pero no hubo manera, ¡yupi, todita para mí!


Para empezar, puse a hervir en un cazo agua con sal y un chorro de vinagre (para evitar que reventaran las huevas), cuando el agua empezó a hervir, sumergí las huevas (que tenía congeladas) y dejé que cocieran unos 15 minutos. Después, las escurrí bajo el chorro de agua fría y reservé mientras preparaba el resto de la ensaladilla.


Ésta es muy fácil, es una simple pipirrana o salpicón que lleva tomate, cebolla y pimiento cortado muy picadito. También añadí maíz dulce, pimientos del piquillo y palitos de surimi, todo muy picadito. Añadí las huevas cortadas en rodajitas (hay que emplear un cuchillo bien afilado para que no se desmoronen al cortarlas) y aliñé con sal, aceite de oliva y vinagre de manzana. Espero que os guste.

domingo, 20 de marzo de 2011

CAPRICHO #197: Panecillos al estilo Gupanla



¡Hola, holita! Como hoy es domingo, me gustaría compartir con vosotros una delicia que no es de mi cosecha, sino de un magnífico cocinero, de nombre Gupanla , con un blog muy delicioso: “Mis deliciosas comiditas” Me encantan sus recetas, los risottos son espectaculares, sin desmerecer al resto de platos, pero éste es especialmente rico, de esos que te comerías media docena sin decir ni pío: panecillos al estilo de Gupanla.


La receta original se titula Tosta de bonito y aguacate con cebolla caramelizada y crujiente de Ibérico pero como la tuneé un poquitín le cambié el nombre, para que así también visitéis su blog y os quedéis, porque merece la pena.


Para empezar, en una sartén con aceite y mantequilla ponemos a confitar a fuego suave una cebolla cortada en juliana. Le añadimos una cucharada de azúcar y un chorro de vino dulce y dejamos que se vaya haciendo lentamente.


Mientras, en panecillos crujientes vamos untando una falsa alioli, hecha con mahonesa y un diente de ajo picadito. Encima vamos colocando la cebolla confitada, lasquitas de atún (Gu utilizó bonito del norte pero yo no tenía), lasquitas de aguacate y lasquitas de jamón ibérico pasadas por la sartén vuelta y vuelta y listo para comer. La mezcla de sabores es espectacular, os lo aseguro, y como dije al principio, es un empezar y no parar.


Aprovecho también para deciros que participéis en el sorteo del blog "Más que hermanas", ya que sortean un estupendo surtido de productos que se han traido de su fantástico viaje a Cartagena de Indias (Colombia).

sábado, 19 de marzo de 2011

¡Feliz día del Padre!



Pues eso, ¡feliz día del papi! Y felicidades también a todos los Pepes, Pepas, Josés, Josefas, Pepis, Josefinas y Finas. En casa, el susodicho lo celebra por partida doble: por el nombre y por el “título de crédito”: ¿Os acordáis de la peli “Cita a ciegas” cuando John Larroquette llega a la mansión de sus padres y exclama: ¡Mamá, papá! La madre le dice al padre que vaya a ver lo que quiere y él le contesta: “Ve tú, que eres la primera en los títulos de crédito”? Es que me parto, la película tiene ya sus años, pero no paro de reírme por los golpes que tiene cada vez que la veo.


Pues bien, hoy sólo me da tiempo de enseñaros el regalito que le teníamos preparado al homenajeado, y que vamos a estrenar para la cena: ¡Esta fantástica raclette para cuatro personas! Es chiquita y muy manejable. La he encontrado en una tienda fantástica que lleva poquito tiempo en C/Nueva, aquí en Málaga, “La casa de los quesos”, la tienda es chiquita pero es una monería y la chica que la regenta, encantadora. Hay quesos de todos los sabores, además de vinos fantásticos y otras cositas ricas para deleitar el paladar. Os la recomiendo, especialmente a los que sois de aquí porque os pilla a salto de mata.


Por cierto, que también compré una cuña de queso raclette suizo ¡que tiene que estar de rico! Ya os contaré.

jueves, 17 de marzo de 2011

CAPRICHO #196: Bocaditos de morcilla de arroz sobre crema de queso



¿Habéis estado alguna vez en “los 100 montaditos”? Es una franquicia de cervecerías cuya carta está compuesta por 100 tipos distintos de montaditos, pulguitas de pan con combinaciones de sabores, dulces y salados que hacen las delicias de los más caprichosos. Nosotros hemos estado en Sevilla, Cádiz, Madrid y, por supuesto, Málaga.


Pues bien, hoy, mientras se terminaba de hacer el almuerzo, tuneé uno de estos montaditos, dando lugar a estos ricos bocaditos de morcilla de arroz sobre crema de queso.


Es bien fácil de hacer: sobre panecillos tostados crujientes, untamos una buena capita de crema de queso fresco (tipo Philadelphia) y encima colocamos una rodaja gruesecita de morcilla de arroz que habremos pasado por la sartén, ¡rico de verás!

miércoles, 16 de marzo de 2011

CAPRICHO #195: Rollitos de tortilla con queso y jamón



Son las ocho menos cuarto de la noche y aunque me tomé un Cola Cao hace un rato, ahora, visitando blogs amigos me está entrando un hambre canina. ¿Qué hago para cenar esta noche? Buscando algo rico, rico he dado con esta receta de Karlos Arguiñano que está de muerte, y que hice hace unas semanas, sólo de verla se me hace la boca agua y quiero compartirla con todos vosotros, porque aparte de deliciosa, es facilísima de hacer: rollitos de tortilla con queso y jamón.


Para empezar, preparé una salsa de pimientos: pelé y piqué 2 dientes de ajo y los puse a dorar en una sartén, añadí 1 cebolla picadita, sazoné y dejé que se hiciera. Incorporé ½ cucharada de harina y la rehogué. Añadí 4 pimientos del piquillo muy picaditos, removí y añadiendo 1 vaso de agua, dejé cocinar a fuego suave.


Mientras se hacía la salsa, hice las tortillas, 2 por persona y de 1 huevo cada una: batí cada huevo con una pizca de sal, añadí perejil picado y fui cuajando las tortilla una a una y reservando en un plato, como si fueran crepes.


Después corté queso manchego en bastones, guardando un poco para rallar después. Monté las tortillas: sobre cada tortilla fui colocando un bastón de queso, la enrollé y envolví de nuevo con una loncha de jamón. Así hasta hacer todas las tortillas.


Fui colocando los rollitos en una placa de horno, los cubrí con el queso rallado y los gratiné hasta que se doraron.


Para montar el plato, hice una camita de la salsa de pimientos que tenía reservada y coloqué encima los rollitos. Estaban realmente deliciosos. Espero que os gusten.

domingo, 13 de marzo de 2011

CAPRICHO #194: Pencas rellenas de jamón serrano y queso manchego



Esta semana puse potaje de acelgas, utilicé dos manojos de las mismas y fue una pasada, porque hubo potaje para tres días, ¡menos mal que existe el congelador para alivio de mis hijos! Eso de ver verde flotando como que no les hace mucha gracia, pero es lo que hay, aquí manda la cocinera que para eso lo tiene que pensar y hacer todos los diítas. El caso es que, aunque usé también parte de las pencas, pues me sobraron muchos y las guardé para este fin de semana, con la idea de hacerlas rellenas. Ya las había hecho antes con salmón y queso, y con jamón serrano y queso, pero se me ocurrió variar los ingredientes e hice estas pencas rellenas de jamón serrano y queso manchego.


Para empezar, limpié bien las pencas, quitándoles las hebras de los laterales y enjuagándolas bien. Las puse a cocer unos 15 minutos en abundante agua con una cucharada de sal. Cuando estuvieron listas las saqué a que escurrieran bien.


Una vez tibias, las fui emparejando y cortando en trozos de unos 7-8 cm., y las fui rellanando con lonchitas de jamón serrano y cuñitas de queso manchego, muy finitas cortadas ambas para que luego fueran fáciles de cortar. Tapé con la otra penca a modo de sándwich, las pasé por harina, huevo y a freír.


Las doré bien y saqué a escurrir sobre papel absorbente. Las serví adornadas con huevo duro picado y perejil. ¡Están buenísimas!

sábado, 12 de marzo de 2011

CAPRICHO #193: Flan de almendrass



Hace unos días, una amiga me envió para que lo probara, flan de almendras, ¡está buenísimo! y he querido probar a hacerlo yo, pero en vez de hacerlo en el molde clásico de flan, lo que hecho en un recipiente bajito y rectangular para ver si me salía como cortaditos, para presentar en una cena compartida. El resultado es el que véis, y las medidas que usé son las siguientes:











- 1/4 litro de leche

- 100 grs. de azúcar

- 50 grs. de almendra molida

- 2 huevos medianos

- la ralladura de medio limón

Y para la parte superior del flan


- caramelo líquido Royal



Batí todos los ingredientes, vertí el caramelo líquido en el recipiente y encima, despacito, la mezcla batida. Lo introduje dentro de otro recipiente más grande, con agua y al horno a que se hiciera al baño María. Para comprobar si estaba listo usé el truco de la aguja: cuando salió limpia, el flan ya estaba listo.


Sólo tuve que desmoldar una vez frío y cortar en cuadraditos. ¡No me diréis que han quedado mal! Son ideales para llevar a una cena con mucha gente, queda una como una reina. Y lo mejor, es que se puede sustituir la leche de vaca por leche de soja o de arroz, por si acaso algún comensal es celíaco o intolerante a la lactosa.


jueves, 10 de marzo de 2011

CAPRICHO #192: Fabada



Hoy hace un día horroroso, igualito al de ayer, sólo que si ayer estuvo peor la mañana, hoy le ha tocado a la tarde. Llueve y llueve y hace un frío muy desagradable, porque la humedad se cala hasta los huesos. Por eso hoy sólo apetece comer cosas calentitas como esta rica fabada que os enseño.


Es la primera vez que la he cocinado, y la primera vez que pruebo las alubias. ¡Lo que me estaba perdiendo! Me ha pasado como con el potaje de garbanzos, que no había manera de que lo probara hasta que un día, por impulso, se me antojó. ¡Bendito antojo! Espero que todavía me dé más de uno así.


Para empezar, la noche anterior, puse en remojo ½ kilo de alubias blancas. Para la fabada necesitaba chorizo, morcilla, lacón y tocino. El lacón no pude encontrarlo y en la carnicería me vendieron un blíster de compango que traía un chorizo, una morcillita y un trozo de tocino asturianos. Esta mañana puse a cocer en una olla las alubias en el mismo agua, con el trozo de tocino, 1 cebolla, perejil en rama y varios dientes de ajo. Cuando rompió a hervir, desgrasé con una cuchara.


En un cazo aparte cocí el chorizo y la morcilla que había pinchado por varios sitios previamente, para desgrasarlos un poquito más. Después los incorporé a la olla de las alubias y puse a cocer a fuego medio.


Durante la cocción, asusté tres veces a las alubias, vertiendo un chorrito de agua fría para cortar el hervor y luego bajé el fuego y dejé que se fueran haciendo lentamente. Así estuvo cociendo durante unas dos horas. El estofado se iba cuajando poquito a poco, aún así, por si acaso, saqué unas poquitas de alubias, las trituré e incorporé de nuevo a la olla para que saliera espesito. Para finalizar, rectifiqué de sal y ¡voilá!, a comer.


He quedado muy contenta con el resultado, si hay por ahí algún/@ asturian@, pido disculpas si mi fabada no es auténtica y acepto gustosísima trucos, consejos y críticas.

domingo, 6 de marzo de 2011

CAPRICHO #191: Libritos de lomo con piquillos y brié



Llevaba mucho tiempo con ganas de preparar esta receta, ya había visto varias versiones en otros blogs y la carne llevaba guardada en el congelador casi dos meses y hoy ha sido el día. Bueno, en realidad, los preparé ayer para hoy, para poder aprovechar un poquito la mañana del domingo. Ha gustado muchísimo en casa, mis hijos los han celebrado un montón y ya me están dando vueltas en la cabeza otras versiones de relleno para estos libritos de lomo con piquillos y brié.


Para empezar, corté una tira de cinta de lomo en filetes, pero dejándolos emparejados de dos en dos. Después los salé y abrí cada pareja de filetitos colocando en medio 1 pimiento del piquillo y un listoncillo de queso brié. Aquí muestro una foto de cómo queda.




Para terminar, los cerré y pasé por harina, huevo y pan rallado y a freír. Los acompañé de patatas a lo pobre y champiñones salteados al vino blanco.


Como veis, es un plato sencillo, fácil de hacer pero muy resultón.

martes, 1 de marzo de 2011

CAPRICHOS #189 Y #190: Gambas al pil-pil y crackers de guacamole con gambas al ídem



Este fin de semana, el tiempo ha acompañado a todos aquellos que decidieron pasarlo fuera de casa, especialmente en Andalucía, ya que ayer fue nuestro día. Nosotros no fuimos a ningún sitio en especial, pero aprovechamos el día de ayer para pasar un día relajadito y casero, con tapita al mediodía en la terraza, como preludio de que la primavera ya está en puertas. El sábado nos regalaron unos tres kilos de aguacates, menos mal que no están todos maduros, sino a ver cómo me las ingenio para gastarlos. Por lo pronto, aproveché para hacer un tazón bien grande de guacamole suave, siguiendo la receta de mi capricho #72 que me sirvió para hacer una de estas dos tapitas tan ricas: gambas al pil-pil y crackers de guacamole con gambas al ídem.


Las gambas al pil-pil es una receta archiconocida, la sirven en todos los bares pero está tan rica y es tan fácil de hacer. Simplemente hay que colocar en una cazuelita de barro un chorrito de aceite, un puñado de gambas peladas, ajo picadito, sal, perejil picado, una guindilla y pimentón dulce y dejar que se hagan. Hay que ver lo rico que está mojar pan en el aceite, ¿o no?.


Para los crackers, sólo me hizo falta colocar una cucharada de guacamole sobre la galleta y encima unas gambitas del pil-pil y listo.


Sólo quedó acompañarla de una cervecita bien fresquita, en este caso, Coronita (la más idónea por aquello del guacamole)