lunes, 28 de marzo de 2011

CAPRICHO #200: Plátano caramelizado a la naranja con helado de limón



¡Y ya van 200! Me encanta cumplir caprichos, je, je,... Y para cerrar ciclo, al igual que con el 100, éste capricho es dulce. No hay nada mejor que terminar una comida con un postre delicioso como éste: platano caramelizado a la naranja con helado de limón.




Es facilísimo de hacer, y además barato, ¿qué más se puede pedir? La presentación queda chachi piruli y el sabor, rico, rico.




En una sartén, echamos 2 cucharadas de azúcar, bien blanquilla, bien morena y el zumo de 3 naranjas. Ponemos a cocer e incorporamos los plátanos (pelados, ¿o.k.?), dejamos que cuezan a fuego moderado, moviéndolos de vez en cuando con delicadeza. Cuando vemos que están tiernos (¡ya he descubierto como enderezar un plátano!), los sacamos con cuidado y los dejamos enfriar, después los metemos en el frigo para que estén fresquitos.




Dejamos que la salsita de naranja reduzca con poco más y la apartamos en una jarrita, para que se termine de enfriar.




A la hora de presentar el postre, en un plato colocamos un plátano, dos bolas de helado de limón y regamos con la salsita de naranja. Adornamos con hojitas de menta y ralladura de limón (como no tenía menta, la sustituí por hierbabuena y el helado de limón que utilicé llevaba ralladura).

3 comentarios:

Gupanla (Mis Deliciosas Comiditas) dijo...

buen remate para los 200 y para una comida cualquiera..!!!!, a mi que me cuesta comer fruta, estoy seguro que con este plato iba a repetir mas de una vez...!!!
Y que colorido y presentacion mas bonita....me gusta mucho.

BSSS!!!

Visc a la Cuina dijo...

Un postre de lo más delicioso, anotado queda!

Susana dijo...

Vaya postre rico, y con plátano mejor, es una de mis frutas preferidas.
Un saludo