jueves, 6 de diciembre de 2012

CAPRICHO #366: Solomillo Wellington



Buscando en la red acerca de esta receta he llegado a la conclusión de que, ingredientes más o menos, realmente se trata de un solomillo de cerdo envuelto en hojaldre; recetas muchas, al gusto de cada mesa, ricas todas, así que quise hacer la mía particular, al gusto de mi familia.

Ingredientes:

·         1 solomillo de cerdo
·         2 láminas de hojaldre
·         6 lonchas de bacon
·         Paté ibérico
·         1 cebolla
·         Sal
·         Azúcar
·         Vino blanco
·         Huevo

Mientras se descongelaban las láminas de hojaldre, partí el solomillo por la mitad ya que era grande, así que en realidad hice dos pero más pequeños. Les añadí sal por encima y en una sartén con aceite sellé los dos trozos para que retuvieran dentro los jugos.

Corté también la cebolla en juliana y la puse a sofreír en una sartén con aceite, una vez lista le añadí dos cucharaditas de azúcar, removí y dejé que siguiera rehogando un poquito más.  Para terminar, vertí encima un buen chorro de vino blanco y dejé que se fuera consumiendo a fuego lento.  Una vez caramelizada, la pasé a un colador para retirar el exceso de aceite.

Con el hojaldre ya descongelado, estiré las dos láminas (corté y reservé unas tiras para decorar al final), coloqué sobre cada una de ellas 3 lonchas de bacon, en sentido perpendicular.  Coloqué encima los solomillos, esta vez en el mismo sentido del hojaldre y les unté paté ibérico por encima y por los lados.  Encima dispuse la cebolla caramelizada.  Cerré totalmente los hojaldres, sellando bien los bordes con un pelín de agua.  Los coloqué en la bandeja del horno, adorné con las tiras de hojaldre que tenía reservadas, pincelé con huevo batido y los introduje en el horno, precalentado a 180º, unos 25 min. aprox.

Una vez listos, los emplaté, acompañados de rodajas de piña asada (en una sartén con un pelín de mantequilla, se incorporan unas rodajas de piña, se les espolvorea unas cucharaditas de azúcar por ambas caras y se deja que dore un poquito).

Ha resultado ser un plato delicioso, intenso de sabor, debido al paté ibérico; para los amantes de sabores más suaves recomiendo otro tipo de paté más moderado.

4 comentarios:

MªJosé dijo...

no he probado el solomillo envuelto, pero que apetecible y rico se vé, seguro que lo pruebo algun día, el acompañamiento ideal, se me hace la boca agua.
besoss guapaaaa
voy a ver si publico mi encargo jajajaaja
feliz finde

Elia dijo...

Me sorprendes siempre,

es increíble,

^^

Sonia dijo...

Hola!Esta receta es una de la preferidas en mi casa.
Anoto tu versión que me parece sabrosisimas.
Con tu permiso me quedo por aquí.
Salu2
Cocinandovoyrecetandovengo.

Carmen dijo...

Yo también me quedo, me ha encantado tu Blog, (lo he conocido por la página de Quesos Boffard que publicó una receta tuya), Enhorabuena y saludos!