miércoles, 31 de octubre de 2012

CAPRICHO #355: Buñuelos de viento rellenos de crema de trufa


Mañana es la Festividad de todos los Santos y pasado, de todos los Difuntos, y aunque creo que eso de Halloween es bastante divertido, en especial para niños y jóvenes, no debemos por ello dejar en el olvido nuestras tradiciones. En el tema culinario, los panellets, huesos de santo y buñuelos de viento son los bocados estrella de estos días y ¿quién puede resistirse a tan deliciosos manjares? Yo no y por eso no pude resistir la tentación de preparar unos deliciosos Buñuelos de viento rellenos de crema de trufa que van a durar más bien poco en cuanto los ponga en la mesa.

¿Qué hizo falta?

• ¼ litro de líquido (mitad leche, mitad agua)

• 1 c.s. brandy

• 50 grs. de mantequilla

• La ralladura de un limón

• 2 grs. de sal

• 150 grs. de harina

• 50 grs. de azúcar glass

• 1 c.p. levadura Royal

• 4 huevos

• Aceite de girasol

• 1 brick de nata de montar de 200 ml.

• Otros 50 grs. de azúcar glass

• 100 grs. de chocolate para fundir

• Azúcar glass para decorar

En un cazo calenté todo junto la leche y el agua, el brandy, la mantequilla, la sal y la ralladura de limón. Al romper a hervir añadí de golpe la harina con la levadura y el azúcar y removí con fuerza hasta que empezó a despegarse de las paredes. Retiré del fuego y dejé enfriar.

Ya frío, fui añadiendo los huevos uno a uno, trabajando con la mano (con un guante, claro está) hasta que quedó bien ligado (al final, si quedan algunos grumitos, la ayuda de la batidora no viene nada mal).

Puse a calentar en una cacerola el aceite de girasol a fuego medio suave. La técnica para hacer las bolitas en bien sencilla: sumergimos dos cucharas en el aceite caliente, dejamos que cojan algo de calor, las sacamos, con una de ellas cogemos una porción de la masa y con la otra la empujamos dentro de la cacerola, así una a una. Las bolitas empiezan a formarse y a subir y van nadando alegremente mientras se doran. Las sacamos a escurrir sobre papel absorbente. Una vez frías, las abrimos parcialmente y las rellenamos de crema de trufa con ayuda de la manga pastelera.

La crema de trufa es muy sencilla de hacer: Calentamos la nata con 50 grs. de azúcar glass, cuando empieza a hervir añadimos el chocolate y dejamos que se derrita. Retiramos y dejamos enfriar, primero a temperatura ambiente y luego en el frigo. Una vez bien fría procedemos a montarla con las barillas y lista.

Para terminar espolvoreamos por encima con azúcar glass y a disfrutar.


1 comentario:

JL Gupanla (Mis Deliciosas Comiditas) dijo...

lo malo de halloween es la transformacion que han hecho los americanos del norte con esa celebracion, que nada tiene que ver con la realidad, que además tiene 3000 años por lo menos de antiguedad.
tradicion celta, que en el norte de españa existe desde.....hace siglos y siglos.
Aparte de eso, yo nunca lo he celebrado...en mi casa siempre hemos sido de huesos de santo y de buñuelos...Los panellet, los he conocido estos dias, fijate tú....
Y si me animo y hago los tuyos con la amasadora???..je, je...Te han quedado muy bien!!
Besos!!