miércoles, 8 de febrero de 2012

CAPRICHO #284: La rosquilla gigante de Homer Simpson

El pasado domingo celebramos el 13º cumpleaños de mi hijo pequeño (o sea, que ya no es tan pequeño). Para el evento le pregunté qué tarta quería para la fiesta y, sin dudarlo, me pidió la Rosquilla gigante de Homer Simpson y a mí, como me gusta consentirlos en este sentido, no me costó ningún trabajo hacerla a su gusto.



Realmente, me lo puso fácil, porque la elaboración es tan simple y rápida como rica. Utilicé la receta del famosísimo y caserísimo Bizcocho 4-3-2-1, pero con algunas variantes: para empezar, sólo puse 3 huevos y le añadí, además del coco, unos 125 ml de Licor 43 y un buen puñado de gotas de chocolate, que luego te las encontrabas al bocado y ¡uhmmm, qué rico!. Lo bañé con chocolate y lo espolvoreé con coco rallado.


Cómo intuía que con uno solo no iba a ver bastante, hice otro al que le añadí 125 ml. de baileys y 2 cucharaditas de café soluble. Lo bañé con chocolate blanco (aunque no me quedó como quería) y con confetis de colorines.


Resta decir que no sobraron ni las miguitas.


1 comentario:

JL Gupanla (Mis Deliciosas Comiditas) dijo...

felicidades al pequeñín!!

estos superdonuts son una pasada, me han encantado, y con los toques de esos licores seguro que estaban más que buenos....ay que pintazaaaaa!!!

bsss!!!