domingo, 26 de septiembre de 2010

CAPRICHO #124: Berenjenas a la mallorquina



El otro día, en la frutería compré berenjenas para hacer un pisto y eran tan descomunales de tamaño que me decidí, además del pisto, a intentar hacer unas berenjenas a la mallorquina que tengo en un libro de cocina, pero como la receta era un pelín tareosa de hacer, pues, como suele pasarme, la hice a mi modo.


Para empezar, corté en daditos una berenjena enorme y la dejé en un escurridor para que sudara, con un poquito de sal, durante una media hora. Después la enjuagué y sequé.


En una sartén con aceite caliente, sofreí 1 cebolla y 2 dientes de ajo muy picaditos, añadí un tomate ralladito y una cucharadita de azúcar. Cuando estaba casi hecho añadí la berenjena y seguí removiendo; rectifiqué de sal y lo fui pochando. Cuando estaba casi hecha añadí un huevo duro picado y dos cucharadas de sobrasada. Removí hasta que ligó bien y aparté del fuego.


A continuación en un cazo con una cucharada de mantequilla rehogué una cucharada de harina fina y le fui añadiendo poco a poco 1 vaso y medio de leche calentita, removiendo con las varillas para que no quedaran grumos; añadí sal, pimienta negra molida y nuez moscada y dejé que espesara un poco, siempre a fuego suave para no quemar la harina.


Luego, en unas cazuelitas de barro, coloqué, primero el sofrito de verduras, encima la bechamel y por último, queso grana padano rallado. Gratiné en el horno hasta que se doró la superficie.

4 comentarios:

MªJosé dijo...

Este capricho tiene que esatr muy rico, habia visto las berenjenas rellenas a la mallorquina pero así tambine me gusta ainssss que pinta, otro capricho mas a la listaaa, que ricooooooooo.
besitoss guapaa
feliz domingo

Alcantarisa (cocinando en mi isla amarilla) dijo...

Oh Lupe, este capricho es una locura! con ese gratinadito de queso debe estar de auténtico lujo! Además con esas berenjenas, riquísimo!
Besos. Y feliz domingo.

Angie dijo...

Como siempre, tus caprichosos realmente son tentadores... Me encanta este plato. Muchos besos, guapa!

Iris dijo...

Este tiene que estar de muerte. Ya sabes que a mi los gratinados me vuelven loca.

Besos