domingo, 13 de agosto de 2017

CAPRICHO #458: Tartar de salchichón de Málaga



Nuestra vida es un viaje en el tiempo. Y en ese viaje, vamos construyendo un mapa de recuerdos a través de nuestros sentidos. A través del sentido del gusto podemos viajar a nuestra más tierna infancia. Eso me ocurre a mí con el ingrediente principal de este plato. Si bien, su sabor tal cual, acompañado de un buen pan o, simplemente, a palo seco, es suficiente para viajar al pasado, esta vez, a través de un giro de tuerca de la mano de María José (Las recetas de MJ) y de Loleta, avanzamos hacia el futuro con un plato vistoso, rico y divertido.Veamos como se hace este rico TARTAR DE SALCHICHÓN DE MALAGA:

El salchichón de Málaga tiene la peculiaridad de que es blandito, así que puede parecer crudo pero en realidad no lo está, lo que está es fresco. Si queréis conocer su historia, pinchad aquí.  Bueno, vamos al lío, para cuatro personas vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 1 salchichón de Málaga
  • 20 grs. de pasas de Málaga, sin pepitas
  • cebollino
  • 2 cucharadas de miel de caña
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • salsa de tabasco
  • 1 huevo
  • zumo de limón
  • sal
  • aceite de oliva y de girasol
Empezamos montando una mayonesa con el huevo, los aceites y sal. Yo suelo empezar añadiendo al vaso de la batidora, el huevo, la sal y aceite de girasol. Me suele montar rápido y luego voy añadiendo, poco a poco, el aceite de oliva. Una vez lista la mayonesa, añadimos la mostaza, la miel de caña, el tabasco y el zumo de limón. Reservamos.

Picamos el salchichón a cuchillo en trocitos chiquititos, las pasas también y el cebollino picado. Todo lo volcamos a un bol, removemos y vamos añadiendo la salsa, poco a poco, hasta obtener  una consistencia firme. 

Ya lo tenemos listo para emplatar; con la ayuda de un aro lo disponemos sobre el plato, añadimos un poco de salsa por encima y un poco de cebollino, bien picado, bien en varas. Yo lo acompañé con rebanaditas de pan tostado. Loleta aconseja añadir si se quiere, con unos pistachos, para dar sabor y textura pero en casa, por problemas de alergia a frutos secos, lo obvié.

Una curiosidad: la miel de caña también es malagueña, única en Europa, concretamente de un precioso pueblo de nuesta Axarquía: Frigiliana. Si queréis saber más acerca de ella, pinchad aquí.


No hay comentarios: