sábado, 7 de diciembre de 2013

TÉCNICA #01: Cómo confitar setas al vacío


Hace unos meses, mi amigo Antonio Conde, me enseñó a confitar setas al vacío en una estupendísima Jornada Gastronómica que hicimos los compañeros de trabajo en Laboratorio de Sabores.  Es una técnica realmente facilísima de hacer y que consigue realzar el sabor de las setas de una manera excepcional.  Se puede realizar con cualquier tipo de seta y es así:

Empezamos limpiando bien las setas, con una servilleta de papel humedecida con agua, frotando suavemente. Las secamos y colocamos en una cacerola.  Cubrimos por completo con aceite de girasol y tapamos con varias capas de film transparente y anudamos fuertemente con un cordón del mismo film alrededor.


Ponemos al fuego, al mínimo y dejamos que el aceite se vaya calentando suavemente.  Poco a poco vemos como el film va subiendo llegando a hacerse una pompa de considerable tamaño.


No os preocupéis, no explota.  Dejamos que las setas cuezan muy lentamente unos 15-20 minutos.  Pasado este tiempo apagamos y vemos con el film se retrae, casi parece que plastifica el contenido de la cacerola.  Dejamos que entibie antes de destapar para no quemarnos con el vapor.  Cuando ya están tibias, destapamos, sacamos la setas y dejamos que escurran el aceite.  Les añadimos un poquito de sal maldon o la que más nos guste y ¡a disfrutar! El aceite, una vez frío, lo podemos guardar para otras veces, ya que al usarse a tan baja temperatura, no llega a quemarse.


Y, para terminar, quiero dedicar este post a todos mis compis lindos que compartieron ese día conmigo. Os echo de menos.



2 comentarios:

JL Gupanla MDC dijo...

Pues hay que probar esta técnica...no la conocía, y desde luego que promete...!!!! bsss

MªJosé dijo...

siempre se aprenden cositas nuevas; así se conservan mejor y deben de estar de vicio confitadas.
estáis todos muy bien en las fotos.
un beso guapi
feliz semana