miércoles, 3 de abril de 2013

CAPRICHO #387: Bombitas de arepa (o como salvar una pifia muy dignamente)


La primera vez que probé las arepas fue hace cinco años, en unas vacaciones a Tenerife, en el sur de la isla y nos gustaron tanto, calentitas y rellenas de jamón al horno y más cositas, que volví a Málaga muy feliz con un paquete de harina de maíz en mi maleta para descubrir que ¡aquí también se vendía, y no solo blanca, sino que también amarilla!


Hace unos dos años, en unos cursillos prematrimoniales, el chico de una de las parejas de novios era colombiano y, para la última reunión, trajeron empanadillas colombianas y ¡estaban de escándalo!


Desde entonces andaba yo con las ganas de hacerlas en casa, busqué en la red la receta, compré más harina de maíz y me puse manos a la obra:



Primero, preparé el relleno; para ello necesite:


• Medio kilo de carne picada, lo ideal hubiera sido ternera, como no tenía, utilicé jamón de cerdo


• 1 cebolla grande


• 2 ajos machacados o prensados


• Un brick pequeño de tomate frito


• 1 patata mediana


En una sartén, puse a rehogar la cebolla cortada en brunoise y los ajos, una vez pochado añadí la carne. Cuando estuvo hecha, añadí la salsa de tomate y dejé cocer unos minutos. Reservé


Corté la patata en dados chiquititos y los freí en una sartén aparte, hasta que estuvieron doraditos, saqué y escurrí sobre papel absorbente y después los añadí a la carne.


Ya tenía listo el relleno, ahora le tocaba el turno a las empanadillas:


En un recipiente, añadí dos tazas y media de agua (yo uso las de tamaño como para chocolate), una pizca de sal y, poco a poco, fui incorporando dos tazas de harina de maíz. Amasando a mano fui dándole homogeneidad a la masa hasta hacer una bola. La verdad es que se hace muy rápido y es muy fácil.


Llegó la hora de la verdad, montar las empanadillas y esto fue lo que ocurrió:


Coloqué la masa sobre film transparente, coloqué encima otra capa de film y la estiré con el rodillo hasta dejarla más o menos finita. Quité el film superior y con la ayuda de un aro de emplatar fue marcando círculos. Sobre cada uno de ellos coloqué una porción de relleno y empecé a cerrar empanadillas pero…..¡oh, oh, algo falló! ¡se me desmoronaban las muy j…! ¡¿Ahora qué hago?! Lupe, Lupe, no te estreses, a ver, dale vueltas al coco, ¿a ver, a veeeeer? ¡Ya está! ¡Solucionado! ¡Hago como con las patatas rellenas! Así que eso fue lo que hice, deconstruí las empanadillas y las convertí en¡¡¡bombitas de arepa!!! Después, sólo tuve que freírlas en la freidora y las serví acompañadas de alioli y salsa barbacoa.


La verdad, están geniales, así, calentitas, y con el toque del alioli, mis hijos fliparon.



Y esta es la historia de cómo de una pifia se puede conseguir un plato de esos para repetir, catapún, chin pun.


Bueno, algunas aclaraciones para “matar el pero”:


- En la receta original, la carne (sin picar) y las patatas van, primero cocidas, no mucho, y luego se incorporan al sofrito, la carne desmigada, pero yo las rehogué porque conozco a mi gente.


- Se le puede añadir pasas, yo las probé así la primera vez.


- A la masa de harina se le puede añadir colorante o bien usar la de maíz amarillo.


Y para terminar, como soy muy bruta y me salió relleno para todo el bloque, con el que sobró, días más tarde hice una pizza súper, súper.





NOTA: ¿qué es “matar el pero”? En Granada, en las cruces de mayo, se suelo colocar una manzana con un cuchillo hincado, ¿para qué? para aquello de “sí, si está muy bonito, pero…” (y es que en Andalucía, a la manzana amarilla y gorda también la llamamos pero)

2 comentarios:

MªJosé dijo...

Que cachondeo te traes jajaajajaajaj
pues te ha salido un invento de lo más rico y además me han gustado como están así presentadas, ricas seguro, oye que si te ha sobrado mas relleno no te preocupes me lo mandas por correo jajajajajaa
la pizza de lujo como todo.
yo tambien soy muy bruta jajajaajajaa
besoss guapaa
buen finde

JL Gupanla (Mis Deliciosas Comiditas) dijo...

pero que internacional estás últimamente....!!!, otra cosa que me parece maravillosa, y nunca he hecho. Me parece buena solución la de convertirlas en bombas, y con el ali-oli...bestiales!!!!
Y la pizza de aprovechamiento, no te digo....!!!!! impresionante!!!
bssss