miércoles, 6 de junio de 2012

CAPRICHO #320: Alubias con almejas



Más de uno y de una, cuando llega esta época del año, se echa a temblar pensando en lo que va a cocinar para el mediodía. El calor hace mella en nuestras apetencias y los platos de cuchareteo suelen pasar al baúl de los recuerdos por unos meses. Si a esto le añadimos que los niños te salgan delicados, apaga y vámonos o recocina tu cocina. Es la locura colectiva: los niños gritando “esto no me gustaaaaa” y una contestando “o te lo comes o te lo pongo de sombrero”. En fin, llegados a este punto, sí que hay platos de cuchara que son comodín estrella en mi casa: el puchero, la cazuela de patatas (de carne), las lentejas (¡por fin hice las paces con ellas!) y ahora, además, las alubias, pero no con chorizo y morcilla (cuatro de la tarde, 32º a la sombra, estómago embotado,… como que no), ahora con almejitas. ¡Qué cosa más rica! Es un plato suave y muy fácil de hacer, eso sí, tampoco conviene hincarse media olla de una vez. La receta es de Su (Webos fritos).

Así son mis Alubias con Almejas:

Para empezar, la noche antes, pongo en remojo 300 grs. de alubias en agua a temperatura ambiente.

Al día siguiente las pongo a cocer en la misma agua del remojo. Esta tiene que cubrir 1 cm. por encima de las alubias. Agrego 4 ó 5 dientes de ajo enteros sin pelar, 1 cebolla muy picadita, 1 hoja de laurel, una pizca de pimentón, sal y un chorrete de aceite de oliva. Dejo que hierva a fuego medio. Yo utilizo el truco del susto: cuando están hirviendo añado un chorrito de agua fría, así hasta tres veces, dicen que eso garantiza que las alubias salgan tiernas. ¿Tiempo de cocción? No sabría decir, depende de la calidad de las alubias, yo utilizo las de El Hostal y, la verdad, se hacen voladas. El agua tiene que cubrir siempre las alubias, al menos 1 cm.

Cuando el cocido está listo, probamos el caldo y rectifico de sal si hace falta. Mientras, en una sartén, con un chorro de aceite, doro un diente de ajo entero y pelado, lo saco e incorporo medio kilo de almejas, que he tenido toda la mañana metidas en agua con un puñado de sal gorda para que suelten la posible arenilla. Cuando están abriendo añado un poco del caldo de las alubias, las tapo y dejo que se terminen de abrir.

Para terminar, vuelco todo el contenido de la sartén en la olla con las alubias y dejo cocer un par de minutos más. A la hora de servir, espolvoreo con perejil picado.

Este plato es uno de mis grandes descubrimientos de este año, la próxima vez probaré con langostinos.

4 comentarios:

Inmaculada dijo...

¡¡¡Cumpleaaaaños feeeeliz, cumpleaaaaños feeeeliz, te deseaaa tu amiiiiga, cumpleaaaaños feeeliz!!!
Espero que hoy sea tu cumple, sino he metido la pata jjjjjj.

Que buenas estas fabes, y ¡que recuerdos me traen!. A mi aunque estemos a 40º me como un buen plato.
Besitos guapa. ;) ;)

La cocina de Camilni dijo...

Pues nena soy de las que comen estos platos aunque sea verano.
Te ha quedado de restaurante

vicky dijo...

Por causas familiares llevo tiempo sin publicar entradas ni visitar blogs y hoy que me he puesto a ello me encuentro con esta maravillosa receta...
Aquí ahora están en plena temporada las pochas , son las alubias blancas antes de su maduración, muy finas de comer e ideales para el verano, ya publique una receta con almejas y la verdad es que aunque haga calor entran muy bien
A ti te han quedado de miedo!!
Besitos

Isabel dijo...

Este platico lo hago yo mucho en casa y nos encanta.
El tuyo tiene una pinta deliciosa.
Un abrazo y buena semana.