martes, 14 de febrero de 2012

CAPRICHO #285: Chocolate Angel Food Cake y ¡Feliz Día de los Enamorados!

AMOR: Palabra de cuatro letras y dos tontos. ¡Ay, Señor, bendita tontería! En ésas estamos todos, a cada cual más tonto y, menos mal, porque si no, el mundo no rodaría.

Hay a quien celebrar este día le parece una bobada innecesaria, y tiene su puntito de razón. Cuando se quiere de veras se demuestra todos y cada uno de los días con pequeños detalles peeeeeero…. a nadie le amarga un dulce y tampoco está nada mal escoger un 14 de febrero, por ejemplo, y hacer algo especial, que ya tenemos el resto del año para correr como posesos de allá para acá.

No hacen falta grandes gastos, que la cosa está como está, pero ¿por qué no hacer algo especial, eso que le gusta tanto a nuestra pareja y que va a celebrar por todo lo alto?

Yo, como sigo en mis trece de hacerme una repostera digna, me he atrevido a hacer un Chocolate Angel Food Cake, después de ver el vídeo de María José y Carma, en el que salen guapísimas y nos preparan un pastel que dan ganas de pegarle lametones a la pantalla del ordenador, no dejéis de verlo.

Mi tema con la repostería tiene guasa, si para lo salado me armo bastante bien, para lo dulce ando en el escalón inmediatamente superior a negada. Y la culpa la tengo yo, que no tengo lo que hay que tener, paciencia, amén de que me pongo atacada cuando veo tanto cacharro alrededor y, encima, me están mirando.

Pero, esta vez, como que me animé, compré los ingredientes que me faltaban, respiré hondo y dije: ¡Al ataque!. Os presento mi Angel Food Cake para San Valentín:

Primero encendí el horno, a 170º, calor abajo. Me puse a hacer el bizcocho: En una jarra puse un bote de claras de huevo pasteurizadas (las conseguí en Mercadona), una pizca de sal y una cucharadita de moka de crémor tártaro (media Málaga andé, lo encontré al peso en El Reloj, en el Pasillo de Santa Isabel, con 50 grs tienes como la cantidad de un botecito de especias, 1,20 euros me costó). Batí a velocidad baja hasta que espumaron. Fui subiendo la velocidad hasta que montaron. Añadí, a continuación, en varias tandas, 120 grs. de azúcar glass tamizada y seguí batiendo. La consistencia se fue poniendo más firme aunque yo tenía mis dudas; viendo mi batidora churri me acordaba de la Kitchen Aid del vídeo, ¡cómo me gustaría tener una color verde pistacho! Añadí después una cucharada de esencia de vainilla y seguí batiendo.

Llegó el momento de agregar la harina, 80 grs. (yo usé 40 grs. de bizcochona+40 grs. de maicena), tamizada y, a velocidad baja, la fui añadiendo poco a poco.

Cuando la masa estuvo bien integrada llegó el momento de verterla en el molde. Yo no tengo el molde propio para este pastel pero utilicé uno en forma de corazón, de mi amiga Inma (Oliver a la malagueña). No le unté nada al molde, la masa tiene que adherirse a él. Lo introduje en el horno, a media altura, durante 50 minutos. La cocina se fue impregnando de un olorcillo delicioso y el resto de la casa también. Pasado este tiempo, hice la prueba de la aguja, que salió seca y llegó el momento de sacar el pastel y colocarlo boca abajo, sobre una rejilla, durante 1 hora.

Una vez pasado el tiempo, con el bizcocho ya casi frío, le di la vuelta y, con la ayuda del cuchillo, fui desmoldando con cuidadín. ¡Qué bonito salió!

Llegó el momento de cubrirlo con una crema de mascarpone: En el vaso de la batidora puse una tarrina de mascarpone de 250 grs. más 3 cucharadas de azúcar glass tamizada y una cucharada de esencia de vainilla. Batí hasta que todo estuvo bien integrado y procedí a repartirla crema por encima y alrededor del bizcocho (como el bizcocho era bajito, no quise cortarlo por la mitad para rellenarlo, por si me lo cargaba, la próxima vez que haga uno más alto sí lo haré). Por último decoré con fideítos de chocolate, porque puestos a elegir, mi marido prefiere el chocolate a la nubes; el bizcocho no queda tan angelical pero ese puntito lujurioso del chocolate lo vuelve más terrenal.

Estoy ansiosa de que lleguen a casa y lo vean y digan ¡ohs! Y ¡ahs! y después ¡uhmmmmsssss!.





Aquí tenéis la foto del corte, ¿véis lo blanquito que es el bizcocho? ¡espectacular!

7 comentarios:

Carmela (Sunflower) dijo...

Vengo a por un trocito de este pedazo de cosa rica que has preparado hoy, se ve delicioso, mira a mí el postre hoy se me ha "morío" en el horno, tendré que preparar otro que se lo prometí.Besos guapa.

Inmaculada dijo...

Ummmm....me llevo un cachito, bueno, mejor un peazo. FELICIDADES GUAPA. Postre de 10 para arriba.

MªJosé dijo...

te ha quedado espectacular y con los fideitos de chocolate umum que rica, yo aun no he probado el angel food cake pero seguro que es de locura,.
besoss guapaaaaa
feliz dia repostera

MªJosé dijo...

Hola guapa, te ha quedado genial, me habría gustado verlo de perfil y el corte. Me alegro que el video te haya servido para lanzarte.

Un besito

Carmen dijo...

Me gusta que te hayas lanzado a hacer este pastel, a que no es difícil???? Si es que todo es tener ganar de hacerlo y ponerse. Te ha quedado genial. Me alegro mucho que el video te haya servido ;-)
Por cierto, veo que las claras también las comparas en el Mercadona, pues si compras el gasificante de esa marca encontraras dos sobrecitos, uno lila o azulón que es levadura y el otro blanco que es acido tartárico y sirve igual que el cremor tártaro.
Besitos

Anyol dijo...

Pues mas alto o no, te ha quedado perfecto.

Dolores - Mi Gran Diversion dijo...

Te ha quedado genial...yo lo he hecho este finde y ha quedado riquisimo
Lo repetire.
Bessss