miércoles, 5 de octubre de 2011

CAPRICHO #261: Muslos rellenos




Revisando entre las recetas que tengo guardadas para publicar, apareció ésta que la hice ¡antes del verano! Se la copié a Isabel, de La cocina de Fabrisa, y fue todo un acierto, muy fácil de hacer y no rica, sino riquísima: Muslos rellenos.



Para empezar, compré los muslos, uno por cada comensal y el carnicero tuvo el detallazo de deshuesármelos sin coste adicional. Ya en casa, a la hora de prepararlos, fuimos paso a paso, siguiendo la receta de Isabel.



Primero, en un cuenco vertí 1 lata de cerveza e introduje dentro un buen puñado de pasas para que se fueran hidratando (también se le puede añadir ciruelas negras pero no tenía en ese momento).



Salpimenté los mulos (que ya venían sin piel). En un cuenco vertí paté de cerdo ibérico (en casa solemos usar el de Sánchez Romero Carvajal), jamón serrano cortado en daditos y la mitad de las pasas en remojo. Mezclé ligando todo muy bien, la verdad es que no os puedo decir las cantidades exactas de los ingredientes, pues viendo el tamaño de los muslos lo hice más o menos a ojo. Con esta mezcla rellené los muslos y los cerré bien, utilizando hilo para atarlos.



A continuación, en la olla rápida, con un poco de aceite, doré los muslos bien y los aparté en un plato. En el mismo aceite, sofreí una cebolla muy picadita, le añadí una manzana cortada en daditos, la otra mitad de las pasas reservadas y, por último, la cerveza. Cuando empezó a hervir, añadí una pastilla de caldo de verdura desmenuzada, removí bien e incorporé los muslos reservados. Cerré con la tapa y dejé cocinar el mismo tiempo que Isabel, 5 minutos desde que empieza a soplar la olla (esto para mí resulta inquietante, le tengo muchísimo respeto a la olla rápida desde que mi cocina se anegó una vez de puchero y no me fío de ella ni un pelo).



Pasados los cinco minutos, dejé que bajara la presión completamente, destapé y retiré los muslos, dejando que la salsa redujera a fuego fuerte hasta que espesó a mi gusto.



Ya sólo quedaba presentar el plato: un muslo por comensal, con un poquito de cuscus regados ambos con la salsita; de acompañamiento, una buena barra de pan para mojar.

1 comentario:

Gupanla (Mis Deliciosas Comiditas) dijo...

joooo, que rico, no??
lleva algo d etrabajo, pero para un fin de semana, es muy interesante...me ha gustado.
me nos una cosa, el asunto d ela olla. Me pasa peor que a ti, tengo una que me regalaron y la he usado una sola vez....la encendí y me fuí corriendo a la puerta.....vigilaba d evez en cuando asomando los ojos por la rendija de la puerta, paranoias de las mias.....je, je....

bssss!!