lunes, 15 de agosto de 2011

CAPRICHO #245: Arroz caldoso con carabineros

Llevaba mucho tiempo queriendo hacer un arroz caldoso con carabineros, pero necesitaba que fuera una ocasión especial, y ¿qué puede ser más especial que celebrar nuestro aniversario de bodas? Así que aunque la fecha oficial fue ayer que, como no, celebramos con nuestros amigos, hoy, en familia ha sido el Día A, es decir, el Día del Arroz y nos hemos puesto “moraos” porque me ha salido riquísimo.



Para empezar, compré 3 carabineros frescos, el precio me hizo temblar, pesaron casi un cuarto de kilo, pero hemos comido cinco personas. Los pelé y corté las cabezas. Reservé el contenido de ellas y las colas para el arroz y las cáscaras y el resto de las cabezas las puse a hervir más las cabezas y cáscaras de ¼ de gambas (las colitas las reservé para después) en 2 litros de agua aprox. con un poco de sal hasta que redujo casi un cuarto de litro.



En una cacerola con fondo difusor puse a calentar aceite de oliva y sofreí una guindilla más o menos un minuto, y la saqué. A continuación, marqué en el aceite las colas de los carabineros, las saqué y reservé. Incorporé al aceite el contenido de las cabezas, removí y añadí 1 cebolla y 3 dientes de ajos picados muy chiquititos. Cuando estaban ya doraditos, añadí dos tomates muy picados y sofreí muy bien.



Una vez hecho el sofrito, agregué ½ vaso de brandy y flambeé. Una vez evaporado el alcohol (ojo, la campana extractora, apagadita), añadí un poco de colorante, medio vaso de vino blanco y dejé reducir. A continuación añadí las colas de las gambas que tenía reservadas, removí y sazoné. Añadí el arroz (3 cazos colmados) y removí durante unos minutos para que se impregnara bien del fondo. El olorcillo que se iba extendiendo por la cocina ya prometía.



Añadí el caldo caliente, 3 cazos por 1 de arroz, o sea, 9 cazos. Rectifiqué de sal. Cuando rompió a hervir, añadí unas hebras de azafrán machacadas en el mortero y lo puse a fuego mediano durante 15 minutos. A los doce minutos, agregué las colas de los carabineros que tenía reservadas y perejil picado y dejé cocer unos 3 minutos más si remover.



Serví inmediatamente, para que el arroz no absorbiera todo el agua y quedara caldosito. Estaba buenísimo, hasta a mis hijos, que les gusta el arroz sólo con carne, rebañaron el plato (la fotografía no hace honor a como salió de bueno, porque se me olvidó activarle la macro).




Para acompañarlo, un botella bien fresquita de vino blanco, un Alcamo cosecha 2010, de las Bodegas Firriato, que mi hijo nos trajo de Trapani, en su viaje de fin de curso y que teníamos guardadita para la ocasión.

2 comentarios:

kesito dijo...

¡¡Felicidadeees Lupe!! que sean por muchos años que, desde luego con exquisiteses como esta.....
Me ha encantao, ya decía yo que me venía un olor que alimenta... era desde tu casa jejejejeje...
Besotes guapetona.

Gupanla (Mis Deliciosas Comiditas) dijo...

que maravilla de plato para tan gran dia.....!!, te quedó de maravilla, y estoy mas que seguro que riquiiiiisimo....Y ese vino tiene una pinta buenísima, mereció el momento.
bsss!!!