domingo, 29 de mayo de 2011

CAPRICHO #221: Conejo al ajillo




Uno de los sabores predilectos de mi mapa de los recuerdos es el del conejo, da igual cómo esté cocinado, siempre me trae recuerdos de mi niñez, como el conejo con tomate: cuando íbamos de campo, mi madre solía hacer conejo con tomate y mientras mi hermano y yo nos íbamos a poner trampas para los pajarillos con mi padre (me río yo del Cuéntame), mi abuela y ella colocaban un pequeño camping gas debajo de un olivo y calentaban la cazuela donde iba el conejo. Después de comérnoslo y de disfrutar de una placentera sobremesa, o mejor dicho, sobrecampo encima de una manta, íbamos a comprobar si la caza tramperil había dado resultado.



Yo, en casa, lo sigo haciendo y he de confesar un pequeño secreto: como los niños de ahora son tan pejigueras para comer, durante meses, los míos comieron conejo creyendo que era pollo. Cuando ya se convirtieron en unos viciosos de tan rico plato, les dije la verdad y se ha convertido en uno de sus platos favoritos.



Hay muchas maneras de cocinarlo: con tomate, con arroz, al horno,... visitad el blog de Mª José, Hecho en casa, que lo ha preparado de una manera espectacular, yo os presento una forma muy fácil de cocinarlo y que no da más opción que rechupetearse los dedos: conejo al ajillo.



Para empezar, troceamos bien el pollo en trocitos ni grandes ni chicos. Lo salpimentamos. Después pelamos y cortamos en láminas 4 ó 5 dientes de ajo. En una sartén con aceite de oliva sofreímos los ajos, cuando ya han cogido un poco de color, incorporamos una hoja de laurel y el conejo y lo doramos bien. Para terminar, agregamos un buen chorro de vino blanco y dejamos que cueza a fuego medio para obtener esa salsilla tan rica en la que luego mojaremos el pan.

2 comentarios:

Angie dijo...

Lo cambiaré por pollo, me da un poco de yuyu el conejo! Un plato bien bueno, caprichosa! Besitos.

Gupanla (Mis Deliciosas Comiditas) dijo...

a mi tambien me gusta el conejo.....(te copié una receta...)lo pongo de vez en cuando, es muy tierno y muy sano!!!, y es verdad se puede hacer de todas maneras, como el pollo.
De pequeño lo comía mucho....(mi bisabuela los criaba).....(y demás....):(
bssss!!!