domingo, 24 de abril de 2011

CAPRICHO #211 BIS: Bizcocho de naranjas con naranjas confitadas





¡Feliz Pascua a todos! Hoy es un día grande y hay que celebrarlo. Bueno, nosotros lo hicimos ya anoche, en la Vigilia Pascual, en la celebración más importante de los cristianos. Desde la fe es muy fácil entender la alegría que se siente, pero esta alegría es, al mismo tiempo, contagiosa para los demás.




Como sabéis, soy catequista de niños en mi parroquia y además estoy muy orgullosa de mi comunidad parroquial; en ella, he encontrado gente buena de verdad, que me ha sorprendido para bueno, lo que es muy difícil en estos tiempos. Cualquier ocasión es buena para celebrar y esta noche, aún más, así que tras la Vigilia Pascual, que terminó sobre las doce y media de la noche, ¿qué cosa podría ser mejor que un chocolatito acompañado de unos ricos dulces? El cura puso el chocolate, litros y litros de chocolate, y nosotros, los dulces.



Mi pequeña aportación fue este bizcocho de naranja con naranjas confitadas y pepitas de chocolate, versión naranjil de mi capricho #203, copiado del blog de Nasy, Sofritos y Refritos. Y así fue como lo hice:




En un recipiente hondo, batí 4 huevos. Añadí 250 grs. de azúcar, volví a batir. Añadí 200 ml de nata, un pellizco de sal y la ralladura de 2 naranjas. Vuelta a batir. Agregué 300 grs. de harina y 1 sobre de levadura tamizadas. Ligué bien. Para terminar, agregué nuevamente 120 grs. de mantequilla derretida y una copita de Cointreau. Vertí la masa en el molde, dejé reposar unos 10 minutos y puse a hornear en el horno, precalentado a 180 º. Como mi horno es un insurrecto, a los 15 minutos bajé a 150ª y más tarde a 130º, hasta que se terminó de hornear.




Mientras se hacía el bizcocho, fui confitando una naranja: la corté en rodajas y las puse a cocer unos 10 minutos en 1 dl. de agua hirviendo con 100 grs. de azúcar glass. Las saqué y reservé.



Además hice la glasa para pincelar por encima el bizcocho: en un cazo puse a cocer a fuego lento el zumo de la naranja y otros 100 grs. de azúcar glass. Dejé que redujera un poco y dejé enfriar.




Cuando el bizcocho estaba ya sacado del horno y frío, pincelé con la glasa toda la superficie, y adorné con las rodajas confitadas y pepitas de chocolate. Volví a pincelar por encima para dar brillo y listo.

1 comentario:

Gupanla (Mis Deliciosas Comiditas) dijo...

encontrar gente buena hoy en dia???, complicado.....veo que tienes suerte!!.
el bizcocho me gustó en su dia, y con naranja aún más....Y esto me recuerda que tengo unas natas para usar ya, asi que en 5 minutos me voy a hacer un bizcocho!!!!, seguramente con frutas confitadas, que tambien tengo muertas de risa.....

Ah!!, cuando quieras me avisas, subes las cervezas y voy preparando unas barquitas.....;)

Y otra cosa, pasate al chrome, el explorer es una patata...

BSS!!!!