domingo, 10 de abril de 2011

CAPRICHO #205: Cebolletas a la plancha con salsa romesco



Los calçots son uno de los platos típicos de la gastronomía catalana, muy consumido a finales de invierno con salsa romesco, completando con un segundo plato compuesto por carnes y butifarras típicas. Nunca los he probado, pero me gustaría hacerlo, ¡y mucho!




Mientras llega el día, para matar el deseo, se me ha ocurrido versionarlos, que me disculpen los catalanes, con cebolleta, como acompañamiento a una caballa a la plancha, así que aquí os muestro mis cebolletas a la plancha con salsa romesco.




Para empezar, escogemos unas cebolletas que sean gorditas y las limpiamos bien. Las cortamos por la mitad, de forma longitudinal, procurando dejar las dos mitades unidas como un libro. Las ponemos a asar en una plancha con aceite y un poquito de sal. Las hacemos bien por los dos lados; cuando están listas las sacamos al plato y le añadimos salsa romesco por encima.




Para la salsa romesco, en el vaso de la batidora añado 1 diente de ajo, 1 trocito de guindilla, ½ cucharadita de pimentón, 2 ñoras, 1 tomate maduro, ½ rebanada de miga de pan, aceite de oliva, sal y perejil. Lo trituro todo muy bien y listo.

2 comentarios:

Angie dijo...

Cebolletas a la plancha!!!! Qué capricho rico, Bouganvilla! Besitos de domingo.

Gupanla (Mis Deliciosas Comiditas) dijo...

pues que apetitoso se ve este capricho!!!!, la salsa romesco no la he probado, y creo que ya va siendo hora, no?, la verdad es que los catalanes saben cocinar muy bien....!!
Con la primavera, aparte de comer mas sano, ya veo que han llegado las ganas de cambiar todo de sitio...!!!,....que tiemblen, que tiemblen......
bss!!!