sábado, 26 de febrero de 2011

CAPRICHO #187: Trío de espirales de hojaldre



¡Vaya una semanita ajetreada que he tenido! Han habido tantas cosas por hacer que no he podido ni publicar ni visitar a esos rincones amigos que tanto me gustan: papeleo para el viaje de fin de curso de mi hijo, citas médicas, catequesis, cursillos prematrimoniales,… sí, sí, prematrimoniales, y no es que me vaya a casar, ya lo hice, o mejor dicho, ya lo hicimos hace casi dieciocho años, pero es que varios matrimonios echamos una manita en la parroquia, aportando nuestro testimonio de vida conyugal y familiar, en estos cursillos.


Ya llevamos casi tres años en esta tarea en la que nos embarcó el párroco anterior, y sólo podría definir nuestra sensación con una palabra: gratificante.


Para todos los que los halláis hecho, sabréis que el último día hay fiesta, es decir, todos las parejas de novios, así como los monitores aportan alguna vianda y se organiza una cena de fin de cursillos, y es una pena, sencillamente porque esa noche es la noche en la que todo el mundo se relaja más y nos da cierta tristeza despedir a esas lindas parejas que están a punto de comenzar su proyecto de vida en común.


Pues bien, anoche fue la noche, y ésta fue mi aportación a tan estupendísima velada: trío de espirales de hojaldre.


Las espirales son bien sencillas de hacer, ya que sólo necesitamos una lámina de hojaldre que rellenamos con los ingredientes que más nos gusten, las enrollamos como si fueran un brazo de gitano y las cortamos en rodajas de aprox. 1 cm. Luego las colocamos tumbadas sobre la bandeja del horno y las horneamos. Yo hice tres láminas con tres rellenos distintos:


El primero era de bacon y queso con pasas y dátiles cortados en trocitos, con un poco de mozarela por encima, una versión tuneada de mi capricho #58.


El segundo era de sobrasada y queso, con mozarela por encima.


Y el tercero era de atún con tomate en conserva y salchichón muy picadito, espolvoreado con hierbas provenzales, que era una versión tuneada de una receta que presentó el blog Mi dulce tentación para el concurso de recetas de pinchos de Elena en su salsa el pasado mes de noviembre. Os confieso una cosa, se me olvidó ponerle el queso, emmental para más señas, pero estaba muy rico.


La velada fue deliciosa, comida sobró un montón, como suele pasar siempre en estos casos, y es que somos unos exagerados. Lo pasamos genial, tanto que era la una de la madrugada y todavía estábamos allí de conversación. Así que anoche nos acostamos tarde, pero muy contentos porque las ocho parejas que participaron en los cursillos compartieron con nosotros su ilusión, y nosotros con ellos, nuestra experiencia. Desde aquí, para todos ellos, nuestros mejores deseos, de parte de Juan, Mª Ángeles, José Manuel, Ana, Jose y servidora, Lupe.

3 comentarios:

Sofritos y Refritos dijo...

Pues si que has tenido una semana ajetreada, pero veo que te lo has pasado genial!
Me han encantado este trío de espirales de hojaldre a cual mejor, es una buena idea prepararlos cuando se tiene que llevar comida a algún sitio, tienen que estar deliciosos y son cómodos para comer, me encantan!
Besos y buen finde!
Nasy

MªJosé dijo...

Hola Lupe pues si que estás liada, pero me parece que ya somos dos, yo he estamos también ocupada de médicos y demás con las dos niñas malitas, en fín cosas de la vida, hoy mi jardín y mi casa y un poco de relax(sofing).
Se ve que eres una persona estupenda, siempre ayudando a los demás, es señal de que eres bella.
Las espirales te han quedado estupendas, y con los rellenos que les has dado fabulosas, yo el otro día las hice de nesquik aunque saladas también me gustan.
besoss guapa
feliz domingo

Gupanla (Mis Deliciosas Comiditas) dijo...

Hola Lupe!, yo me acuerdo de mi cursillo prematimonial, hace ya 9 años.......que horror!!, y recuerdo que me lo pase muy bien, con una pareja de monitores super simpatica....
Las espirales....que buena pinta!!, cuantos sabores distintos!!, quedan muy ricas, tengo unas parecidas pendientes de publicar....
Bssss!!