jueves, 6 de enero de 2011

¡Han venido los Reyes!




¡Qué sí! ¡Qué han venido! Y como se ve que no hemos sido muy malos durante este año, pues nos han dejado dos antojitos que teníamos ambos dos, o sea, mi marido y yo. A él le han dejado una pequeña cava de vinos, con capacidad para 6 botellas, ya que la cocina no da para más, para guardar unos buenos calditos que acompañen a mis caprichos. A mí me han dejado algo para no cumplir uno de mis propósitos de año nuevo: perder peso, pues es ¡una fuente de chocolate! Y es que estos Reyes nos conocen pero que muy bien. Prometo enseñaros el día del estreno de la fuente y daros nuestra opinión sobre esos vinos tan ricos de nuestra tierra.

3 comentarios:

Iris dijo...

Guau, pedazo de reyes que pasaron por tu casa. Ummm, quiero ver el estreno de esa fuente de chocolate, debe ser todo un espectáculo. Y la cava, pues de esas cosas no entiendo mucho, pero se ve preciosa.

A mi me trajeron unas cositas, ya te contaré, pero sobre todo lo que sabes que me pirra, libros, jeje.

Que tal sigues?? Yo he tenido un buen catarro, pero ya bien. Nos vemos el lunes.


Besillos

kesito dijo...

Bieeeeeeeeeeeeeennn, ¡¡enhorabuena por esos regalazos. Estaréis locos por estrenarlos ¿nooo?. Yo tengo una fuente de chocolate y es una pasada, te va a encantar.
Besotes.

MªJosé dijo...

Hola Lupe que regalos tan bonitos te han traido, el enfriador de vino es una monada y de la fondue de chocolate que decir una autentica maravilla para perder peso como tú dices jejejje, que chulada¡¡¡¡ que bien te has portado guapa.
besitosssssssssss