lunes, 20 de diciembre de 2010

CAPRICHO #159: Tarta de trufa



Hoy es el cumpleaños de mi hijo mayor, y aunque el menú de este mediodía será a su gusto, como estamos en época de exámenes y final de evaluación, decidimos celebrar el evento con dos días de adelanto, así que el sábado hubo fiesta en casa y le preparé esta rica Tarta de Trufa como sorpresa; la foto no hace honor a lo rica que estaba, en la mesa sólo se escuchaban “umss” y “ohsss” mientras dábamos cuenta de ella, y eso que éramos unos diecisiete entre grandes y chicos.


Como siempre digo, lo mío no es la repostería, hubo algún percancillo que se pudo solucionar durante la elaboración y el resultado es que no quedó tan bonita como yo quería, eso sí, rica estaba un rato.


Para empezar, casqué 4 huevos, separando las claras de las yemas; éstas últimas las batí con 3oo grs. de azúcar hasta que adquirieron una consistencia cremosita (salió algo dulce para mi gusto). Les añadí 4 cucharadas de agua y 175 grs. de harina tamizada, además le añadí unos 6 grs. de levadura en polvo. Batí para ligar bien.


Después fui agregando, poco a poco, las claras batidas a punto de nieve. Removí y removí hasta obtener una masa homogénea que vertí en un molde previamente engrasado y que puse en el horno precalentado a 170º.


El bizcocho fue subiendo y adquiriendo una vista muy apetitosa pero se me ocurrió abrir el horno antes de tiempo para ver si estaba ya hecho y ¡¡¡ooohhhh!!! se me bajó a la mitad, así que cuando ya estuvo cuajado, sacado y enfriado no lo pude abrir por la mitad como era mi pensamiento, para rellenarlo, así que mi marido solucionó el desaguisado: decidió bañarlo con un almíbar hecho con 1 vaso de agua, ½ de azúcar, la piel de un limón, ½ rama de canela y un chorrito de cointreau que estuvo cociendo unos 10 minutos. Después sólo quedó cubrirlo con la crema de trufa: fundí al baño María 200 grs. de chocolate de cobertura con dos cucharadas de mantequilla, dejé enfriar sin que volviera a cuajar y le añadí un brick de 200 ml de nata montada. Removí bien hasta que quedó la crema espesa y homogénea. Cubrí el bizcocho y lo adorné con chocolate blanco rallado y trufitas.


Espero que la próxima vez me quede más vistoso y prometo no abrir la puerta del horno antes de hora.

5 comentarios:

♥Alicia dijo...

Que lo cumplas feliz
Que lo cumplas feliz
Que lo cumplas amiguito
que lo cumplas felizzz...

Vine a tu blog para cantarle el cumpleaños feliz a tu hijo.
Como tú eres mi amiga le llamé "amiguito", espero lo acepte.
Muchos besos para el Cumpleañero, para tí, tu esposo y flia.
Bendiciones!!

Sofritos y Refritos dijo...

Te ha quedado de lujo!!, seguro que estaba deliciosa, muchas felicidades para tu hijo!. Besos.

Gupanla dijo...

Que no hay que abrir el horno antes de tiempo!!!!, esa tarta rellena de una mermelada de frambuesa....ya sería de sobresaliente!!. Aún así seguro que estaba bien rica...
Ah, felicidades a tu niño.....15 años!!
BSS!!

Angie dijo...

Has visto tu receta en mi blog??? Me encantó. Aprovecho para desearte lo mejor en estas fiestas y os mando un besazo a ti y a tu cumpleañero!

Alcantarisa (cocinando en mi isla amarilla) dijo...

Guapa, felices 15 a tu niño!!!! madre mía, si ya es un hombrecito!!!

Maravillosa esta tarta de trufa para celebrar. A mí me encanta, es de mis preferidas y más para este tipo de celebraciones.

Tenía ganas a millones de visitarte y poder felicitarte las pascuas personalmente, y sobre todo, agradecerte tus palabras y mensajes, de verdad que me emocionan muchísimo!!!1 Muchas muchas gracias!!

Aquí seguimos, con ánimo pero también con muchas ganas de salir, jajajaja.
Besos y feliz Navidad.