sábado, 31 de julio de 2010

CAPRICHO #92: Caballa a la plancha

Ayer compré en la pescadería unas caballas espectaculares, para hacerlas hoy, porque en casa, los sábados toca pescado. Este capricho no puede ser más simple pero es que ¡por fín, en la dieta de mi hijo pequeño, hay espacio para algo más de pescado que no sean boquerones fritos!: caballa a la plancha.

Como eran de un tamaño bastante considerable, a la pescadera, que es amiga mía, no le costó trabajo quitarle la espina central, la pena es que esta vez no llevaban huevas, que están riquísimas.

Así que, hoy, en la plancha eléctrica, que es superpráctica, asé mis caballas, previamente salpimentadas, primero colocándolas con la piel abajo y despues dándoles la vuelta.
Cuando estuvieron hechas, las emplaté acompañadas de ensaladilla de pimientos asados y patatitas al micro (eso es tan fácil como colocar en un recipiente apto para el microondas unas patatas peladas, taparlas y dejarlas cocer unos 15 min. aprox., y se salsean con mayonesa a la hora de comer)
Para regar este rico plato, una estupenda botella bien fría de vino blanco joven Montespejo, caldo malagueño de tierras de Mollina (pero sólo los mayores).


1 comentario:

Iris dijo...

Hola!!

Bueno, a mi ya sabes que el pescado no es mi fuerte. Pero esté tiene muy buena pinta. Anoche estuvo mi hermano y nos hizo unas doradas a la sal, que... mi rechazo por el pescado empieza a flaquear, jeje.

Besos y feliz semana