viernes, 30 de julio de 2010

CAPRICHO #90: Pastel de pudín


¿Qué se puede hacer con una barra de pan que te ha sobrado o una bolsa de bollería que ya no está tan tiernecita? Pues un pastel de pudín.

Es muy fácil, en un molde tipo plumcake, con caramelo líquido en el fondo, disponemos el pan o la bolleria cortados en láminas finitas, en capas, mientras precalentamos el horno a 180ºC. Con la batidora, batimos 1 litro de leche, 4 huevos y 6 cucharadas de azúcar. Añadimos toda esta batida al molde y dejamos que se empape bien el pan o la bolleria.

Después, introducimos un recipiente con agua y colocamos dentro el molde, haciendo el pudin al baño María durante unos 45 minutos aprox. El truco de pinchar con una aguja para ver si sale
seca es perfecto para saber si ya está cuajado.

Se saca y se desmolda cuando ya está frío. Yo esta vez lo he hecho con unos croissants que tenía y como me salió bonito, le dejé con la parte de abajo hacia arriba. Se sirve en lonchas, acompañado de helado con sabor ácido: yogur, limón, mandarina, porque el contraste de sabores es muy resultón.

2 comentarios:

Criss Tinna dijo...

Hola!!
jajaj me encantan tus caprichos!!!

Que buena idea la de aprovechar el pan para hacer una delicia como esta!!

Besitos y gracias por la receta
muaaaaaaa

Iris dijo...

Madre mía, lo que no idees tu.

Besos