sábado, 3 de julio de 2010

CAPRICHO #71: Ensalada templada de gulas y piña


En casa nos gusta mucho el verde, o sea, las ensaladas, y cuánto más raras mejor. Es decir, nos gustan los contrastes: dulce con salado, con un toque ácido, templadas, con frutos secos, con fruta fresca,...

Hoy he hecho una adaptación de una receta del blog de Promessa, os invito a que la visitéis, ¡porque tiene unas manos!. Y quiero dedicarle este plato con el que hemos disfrutado en montón. En fin, he preparado su ensalada templada de gulas y piña pero a mi estilo, con verde.

Suelo comprar las bolsas de ensaladas ya preparadas y lavadas, que suelen llevar varios tipos de lechuga, esta vez llevaba escarola rizada, col lombarda rizada, rúcula (¡qué rica!), espinacas y lollo rosso. A mí me gusta enjuagarlas de nuevo, para refrescarlas.

Aliñé con sal, aceite y vinagre de Jerez y dispuse en los platos a modo de cama. Encima coloqué rodajas de piña, una sobre otra, a modo de timbal. Calenté en la sartén una latita de gulas al ajillo y rellené los huecos de la piña. A continuación, con un poquito de ajo picado, en la misma sartén hice unos huevos de codorniz a la plancha, que una vez listos, coronaron la piña a modo de sombrero.

No os lo vais a creer, ¡el puntazo es el huevo!


1 comentario:

Iris dijo...

Ay, yo siempre vengo a estas horas, cuando estoy hambrienta y me quedo con los dientes largos. Que buena pinta tiene ese huevo a la plancha.

Te cuento, ya he pasado mis anginas de verano este año, arrrrrrr. Esta semana he estado con antibioticos, ya estoy mejor. También me pasaron otras cosillas que ya te contaré cuando nos veamos. Te llamo un día y quedamos.

Besitos