miércoles, 28 de abril de 2010

CAPRICHO #42: Cazuela de fideos


He aquí un plato riquísimo que de pequeña me ponía los pelos de punta, y a mi madre de los nervios, porque cuando tocaba en el almuerzo había pelea segura: la cazuela de fideos. Hace unos ocho años que se me antojó hacerla por primera vez, viendo una receta de cocina malagueña, y desde entonces, es una de mis comidas favoritas; yo la hago a mi estilo, espero que os guste.

Para empezar sofrío 1 cebolla, 2 tomates maduros, dos dientes de ajo y perejil bien picaditos. Cuando el sofrito está hecho, le añado un puñado de habas (sólo las pipas), alcachofas (las suelo comprar congeladas, cortadas en gajos), espárragos trigueros cortados (un capricho algo amargo que a mí me encanta), almejas (queda de lujo si son coquinas, pero hay que rezar para que no tengan tierra) y un poco de pimentón y rehogo hasta que se abren las almejas.

Incorporo unas patatas peladas y cortadas a cascos, añado agua y pongo a cocer. Añado colorante alimentario, sal y un chorrito de vino blanco. A media cocción agrego fideos del nº 4 de grosor, gambas peladas y pipas de mejillón (las compro en los congelados) y dejo que hierva hasta que los fideos estén listos. Al servirla, queda estupenda si le añadimos un poquito de hierbabuena.


(Dedico esta receta a Angie, que me ha sabido definir muy bien. Realmente este es un capricho muy especial, lo bueno de hacerse mayor y tener que hacer de comer es que te vuelves muy, pero que muy caprichosa, y eso el paladar lo agradece.)

1 comentario:

Angie dijo...

Hala!!!! Me la has dedicado a mí????? qué bien, porque es una receta que me encanta. Sigue con tus caprichos, que me parecen a cual mejor! Besitos y gracias por tu dedicatoria!!!!