sábado, 27 de marzo de 2010

CAPRICHO #27: Ensaladilla de pimientos asados



Aquí os presento algo muy típico de mi tierrra: la ensaladilla de pimientos asados. No os podéis imaginar lo rica que está acompañando a un buen plato de pescaíto frito y con una cerveza bien fría. Su elaboración no tiene misterio: cogemos unos buenos pimientos colorados y los colocamos en una rustidera, con un chorrito de aceite. Los metemos en el horno a unos 180º, y dejamos que se vayan asando. Hay quien le agrega también tomates, o cebollas, como yo he hecho ahora. Cuando vemos que están asados (la piel se ha despegado y el olorcillo es irresistible) los sacamos y cuando se hayan enfriado se les despoja de la piel y de las semillas, y se cortan en tiras. Después se aliñan con aceite de oliva, vinagre (yo recomiendo el de Jerez) y sal y ¡a comer! A veces, cuando sólo aso los pimientos, los aliño con ajitos fritos y el aceite de freirlos.




Para aprovechar el calor del horno, suelo asar unos 2 kilos de una vez, y cuando los limpio los guardo en fiambreras como para una ración y los congelo. Así tengo pimientos para varias veces.

No hay comentarios: