sábado, 22 de junio de 2013

CAPRICHO #395: Ensaladilla de pollo en fajitas



Desde que vi en el blog de Mª José, Hecho en casa, las tortillas de harina para las fajitas y burritos, no pude resistirme a intentar hacerlas yo.  Y aprovechando que tenía un muslo de pollo asado para una ensalada pensé: ¡ésta es la mía!  Y éste es resultado (os aseguro que delicioso y bastante saciante).

Para la ensaladilla necesitamos:
  • 1 muslo de pollo asado
  • lechuga picada en juliana
  • 1 cebolla
  • maiz dulce
  • 1 manzana
Para la salsa de yogur al curry necesitamos:
  • 1 yogur griego
  • aceite
  • zumo de medio limón
  • sal
  • curry en polvo
Picamos el pollo en tiras, la lechuga y la cebolla en juliana, la manzana en dados.  Freímos la cebolla y escurrimos el exceso de aceite, cocemos el maíz y lo escurrimos.  Añadimos todos estos ingredientes en una ensaladera.  Batimos el yogur con la sal, el zumo de limón y el curry y vamos añadiendo el aceite en hilo para que emulsione.  Aliñamos la ensalada con la salsa.

Para las tortillas necesitamos:
  • 1 taza de harina
  • 1´5 taza de Maicena
  • 1 taza de agua caliente
En un bol ponemos la harina y la maicena, hacemos un hueco en el centro y vertemos el agua; amasamos.  Espolvoreamos harina sobre la encimera y volcamos la masa encima.  Seguimos amasando, haciendo una bola, que dividimos en bolas más pequeñas, que estiramos con el rodillo dándole forma de tortillas finitas.  Las tostamos una a una sobre una sartén caliente, sin grasa alguna.  Las rellenamos con la ensaladilla de pollo, las cerramos y ¡a comer!

martes, 18 de junio de 2013

CAPRICHO #394: Ajoblanco con tartar de salmón





Mi marido dice que la pesadilla ha pasado de la cocina de Chicote a la nuestra, y yo le contesto que en el fondo es algo masoquista porque el libro me lo ha regalado él.  Bromas aparte, estoy como loca con mi libro y con esta receta lo doy por estrenado en mi cocina.  Eso sí, con permiso del maestro Chicote, versiono un pelín porque no tenía atún, pero sí salmón.

Para empezar, preparé un ajoblanco, que en mi casa en plato obligado llegando el veranito, receta que me pasó mi suegra y que nos encanta, sobre todo con uvas moscatel, pero esta vez el contraste es diferente y a la vez, igual de delicioso.  Podéis ver su elaboración viendo mi capricho #62 .

Mientras el ajoblanco se iba enfriando en la nevera, me pusé a preparar el tartar de salmón, necesité:

  • 1 taco de salmón congelado
  • cebollitas rojas en salmuera
  • pepinillos y alcaparritas
  • 1 c.s. de salsa de soja
  • ralladura de 1/2 limón
  • 2 c.c. de aceite de oliva
  • una pizca de sal
  • 1 cucharadita de eneldo
Piqué el salmón, semidescongelado para que fuera más fácil, en daditos chiquititinos, al igual que las cebollitas, los pepinillos y las alcaparritas.  Incorporé todo en recipiente.  Añadí el resto de los ingredientes  y removí bien para que se mezclaran todos los sabores.  Tapé y guardé también en la nevera.

A la hora de servir, vertí en un plato hondo el ajoblanco y colequé encima una quenelle del tartar de salmón.  Decoré con un poco del encurtido picado que tenía reservado, aunque también se puede adornar con cebollino o, al ser salmón, con eneldo.  Terminé con un chorrito de aceite por encima y ¡a disfrutar!

La próxima vez lo hago con atún, ¡tiene que ser la bomba!

domingo, 9 de junio de 2013

CAPRICHO #393: Pincho de morcilla con queso de cabra



He aquí un bocado rico, rico sacado del estupendísimo libro de Pintxos y tapas que mi familia me regaló para mi cumpleaños. Tengo repertorio para meses y no sabía por dónde empezar; como tenía a mano todos los ingredientes, elegí éste para el pistoletazo de salida.

Necesitamos:

- Pan en rebanaditas
- Tomate rojo pero que esté enterito
- Morcilla de arroz
- Queso de cabra en rulo
- Aceite, vinagre balsámico, miel y sal
- Semillas de sésamo.
- Azúcar

En una sartén con un poco de aceite, hacemos el tomate cortado en rodajas de 1 cm. aprox., con un pelín de sal, reservamos.  Hacemos lo mismo con la morcilla en rodajas del mismo espesor, reservamos.  Cortamos el queso de cabra también con el mismo grosor.  Tostamos el pan y cortamos en listones anchos.  Colocamos encima una rodaja de tomate, encima otra de morcilla y rematamos con la de queso.  Espolvoreamos con un poquito de azúcar y quemamos con el soplete.  Para terminar hacemos un aliño con el aceite, el vinagre, la miel y la sal, emulsionamos y vertemos por encima.  Rematamos con unas semillas de sésamo por encima y ¡a flipar!