viernes, 31 de agosto de 2012

CAPRICHO #344: Pizza de salami y queso azul



Una de las comidas favoritas de los adolescentes es la pizza, y como yo tengo dos en casa (uno de 17 y otro de 13), este plato es muy habitual.

La base de mis primeras pizzas eran compradas hechas, después pasé a comprar la masa de pan sin hornear y la estiraba yo misma, pero desde que Gupanla, de Mis deliciosas comiditas, publicó su receta de masa de pizza esponjosa, la cogí prestada y desde entonces, la hago yo. La verdad, es que no tiene comparación, está mucho más sabrosa.

Como podéis ver en la fotografía, mis pizzas no son redonditas, ¡pero es que ya sabéis el saque que puede llegar a tener un adolescentes! ¡en mi caso, dos! Así que yo las hago tamaño XXL, es decir, ocupan toda la bandeja del horno.

Para hacer la Pizza de salami y queso azul se necesita:

Para la base:

- 250 grs. de harina para empezar (uso menos cantidad que Gupanla, porque a mis hijos no les gusta muy gruesa la base)
- 1 sobre de levadura de panadería de la marca Maicena
- 1 cucharadita de azúcar
- 1 cucharadita de sal
- ½ vaso de aceite de oliva
- 250 ml. de agua templada

Para el relleno:

- Salsa de tomate casera al gusto
- 200 grs. de mozzarella o emmental rallado
- 1 cebolla
- 6 lonchas de bacon ahumado
- 6 lonchas de salami
- Queso azul al gusto

Primero empiezo haciendo la base: en un recipiente incorporo los ingredientes sólidos y mezclo bien. Después añado el aceite y el agua y empiezo a amasar; voy añadiendo más harina poco a poco y cuando la masa se despega del recipiente, la vuelco en la encimera enharinada y amaso sobre ella. Voy añadiendo harina según veo que la masa se empieza a pegar a la encimera. Amaso unos 15 minutos y hago una bola. En un recipiente limpio untado con un poco de aceite, introduzco la bola de masa, tapo con papel film y un paño limpio y lo introduzco en el horno apagado durante una hora.



Mientras voy preparando el relleno: Corto la cebolla en juliana y la rehogo en la sartén con un poco de aceite. Corto en tiras el bacon y el salami y desmenuzo el queso.

Cuando la masa ha levado, unto un poco de aceite en la bandeja del horno y extiendo la masa por toda la superficie (me suelo ayudar con un vaso de tubo, girándolo). Le unto la salsa de tomate, agrego el queso mozzarella o emmental, la cebolla, el bacon y el salami. Termino espolvoreando el queso azul por encima. A mí, particularmente, me disloca su sabor, pero reconozco que es fuerte y no todos los paladares tienen el mismo gusto así que este último detalle queda a la elección de los comensales.

Introduzco la pizza en el horno, precalentado a 200º, y en media hora, ¡lista para ñam, ñam!

martes, 28 de agosto de 2012

CAPRICHO #343: Mousse de yogur sabor Strachiatella




Hace unos días mi amiga Inma (Oliver a la malagueña) publicó su deliciosa mousse de yogur con sabor a limón, y entre el antojo que me entró y que se habían acabado la tarta de natillas habitual de la cena, no pude resistirme a probar a hacerla yo. El resultado: ¡UHMMMMMM, delicioso! Se ha abierto la veda del mousse de yogur, esto hay que probarlo de todos los sabores, y yo me estrené con una Mousse de yogur sabor Strachiatella.

Para cinco vasitos de cristal (de esos que todas reciclamos y no tiramos) necesité:

- 2 yogures naturales
- 1 brick de nata de montar de 200 ml.
- 50 grs. de azúcar
- Fideos de chocolate (1 cucharada por tarrito más el adorno)

En el vaso de la batidora (que había tenido un rato previo en el frigorífico junto con las varillas) vertí los yogures, la nata bien fría y el azúcar. Batí a la máxima potencia hasta que montó la nata y la textura se volvió muy cremosa. A continuación incorporé 1 cucharada de fideos de chocolate por tarro y batí a la velocidad más baja para mezclar bien. Rellené los tarros con la crema. Cubrí con más fideos (he de confesar, que la cucharadita del final me la comí yo) y al frigo hasta la hora de cenar. Realmente deliciosa, como todo lo que hace Inma, así que aprovechad para visitar su blog, no os va a defraudar en absoluto.

sábado, 25 de agosto de 2012

CAPRICHO #342: Milhojas de patatas a lo pobre y setas



En casa nos gustan todo tipo de carnes: de pollo, de cerdo, de ternera, de buey, de perdiz,… Hay miles de sabrosas recetas para disfrutar de ellas y, sin embargo, cuando la preparo de la manera más fácil y natural, que es a la plancha, surge el dilema de con qué la voy a acompañar; que si patatas, que si verduras, que si arroz, que si esto, que si lo otro. En uno de esos días de incertidumbre y echando una ojeada de despensa, tire de recursos y me inventé este Milhojas de patatas a lo pobre y setas que, además de sabroso, queda de lujo a la hora de presentar el plato.

Los ingredientes necesarios para hacerlo son:

- Patatas
- 1 ó 2 pimientos verdes
- 1 cebolla
- Sal
- Tomillo
- ½ kg. de setas
- 2 dientes de ajo
- Aceite de oliva

Vamos a ir haciendo simultáneamente las patatas a lo pobre y las setas, para ello necesitamos dos sartenes. Empezamos pelando las patatas y cortándolas en rodajas de unos 5 mm. de grueso. La cebolla y el pimiento en tiras. En una de las sartenes, con abundante aceite caliente empezamos echando la cebolla, y después las patatas y el pimiento. Dejamos que se vaya dorando a fuego suave, moviéndolo con delicadeza para que no se rompan las patatas.

Mientras, enjuagamos y secamos las setas y las cortamos en tiras; pelamos los ajos y los cortamos en láminas. En la otra sartén, con un poco de aceite, añadimos los ajos y, a continuación, las setas y vamos salteando.

Cuando las patatas estén casi listas y se vayan viendo doraditas, rectificamos de sal y añadimos tomillo picado. Removemos un poco más y vamos sacando a una fuente con papel absorbente.

Rectificamos de sal las setas y cuando veamos que están hechas, es decir, que han soltado todo el agua y ya tienen color, rectificamos de sal, removemos y también sacamos a una fuente con papel absorbente.

Para emplatar, usamos un aro (o cuadrado) metálico y vamos poniendo tandas de patatas y de setas alternativamente, acabando con una de patatas. Ya tenemos lista nuestra guarnición, sólo queda arrimarle la carne.

lunes, 20 de agosto de 2012

CAPRICHO #341: Carabineros a la plancha



¡Qué poquito nos queda ya! Apenas dos semanas y volveremos a correr y correr y correr todo el santo día. Hasta la Feria llegó a su fin y, aunque este año no hubo ganas de jaleo ni de pasearse por el Callejón del Infierno, ni siquiera de tomarnos algo en alguna caseta, ya que nosotros no fuimos a la Feria, ella sí vino a nosotros, en forma de este plato de Carabineros a la plancha que estaba de escándalo. Ya se nos notan los años, si hace unos pocos no dudábamos en bajar al centro y tomarnos una botellita de Cartojal con su plato de jamón serrano y otro de queso, sentados en un banco del Parque o en cualquier esquina, nos hemos vuelto más señoritos, ahora preferimos la tranquilidad de la casa, sentados al fresquito, en la terraza, con una botellita de fino muy, muy frío para acompañar. La elaboración igualita, igualita al mecanismo de un chupete, sólo necesitamos una plancha de asar, sal gorda y una docenita de este rico manjar del mar. Sobre una camita de sal, con la plancha bien caliente, unos minutos por un lado y otros por el otro y listos. ¿Merece o no merece la pena?

miércoles, 15 de agosto de 2012

TUPI RECETA #1: Mejillones a la francesa

Hoy estrenamos nueva sección en el blog, Las "Tupi recetas", donde queremos aunar las dos grandes aficiones de casa: la cocina y el videomontaje. Espero que os guste y que sepáis disculpar todos los más que probables fallos que habrá. Intentaremos hacerlo cada día mejor.

Nuestra primera tupi receta es un plato muy fácil de hacer y muy rico: Mejillones a la francesa, os aseguro que no os va a defraudar su sabor.







Para esta receta necesitamos:

- 1/2 kg. de mejillones
- 1 cebolla
- 1 diente de ajo
- 2 ó 3 ramas de apio
- 2 ó 3 champiñones
- 1 vaso de vino blanco
- aceite de oliva
- 30 grs. de mantequilla
- sal
- pimienta
-nuez moscada
- 2 cucharadas de pan rallado

Empezamos colocando los mejillones en una cacerola con el vino blanco y los ponemos al fuego hasta que se abran. Mientras vamos picando muy chiquititas todas las verduras y las ponemos a pochar en una sartén con el aceite y la mantequilla. Cuando están casi listas, rectificamos de sal y añadimos la pimienta, la nuez moscada y el pan rallado. Removemos bien y apartamos del fuego.

Colocamos los mejillones en un plato con una sola de sus conchas y les ponemos por encima las verduritas pochadas. Este plato se come tibio y lo más sorprendente, por lo menos para mí, es el saborcito del apio.


lunes, 13 de agosto de 2012

CAPRICHO #340: Quesada de yogur



Os presento un postre muy fácil de hacer, que lo mismo apetece en invierno como en verano, por lo menos a mí me lo parece: Quesada de yogur.

Para hacer la quesada necesitamos:

- 2 yogures naturales
- 2 huevos
- 1 medida de yogur de leche
- 1 medida de yogur de harina
- 1 medida de yogur de azúcar
- La ralladura de 1 limón
- 1 c/p de mantequilla
- 1 pizca de canela

En el vaso de la batidora mezclamos todos los ingredientes. Engrasamos 6 bolecitos con un poquito de mantequilla y vertemos en ellos la mezcla. Metemos en el horno, precalentado a 175º, durante una media hora aprox. (según horno). No os asustéis porque empiezan a subir y subir, pero luego se vienen abajo. Para saber si están listos podemos pinchar con una brochetita de madera, si sale seca, ya lo están. Es una auténtica delicia para los amantes del dulce, yo estuve a pique de añadirles por encima un poquito de mermelada de frutas del bosque, pero me contuve… esta vez. Espero que os guste. Esto lo vi en Bocados de cielo.

lunes, 6 de agosto de 2012

CAPRICHO #339: Escalopines rellenos de morcilla y crema de queso



Me gusta probar nuevos rellenos para los escalopines de cerdo, esta vez resulto algo rotundo y realmente sabroso: Escalopines rellenos de morcilla y crema de queso.
Necesitamos pocos ingredientes, además muy habituales en nuestras despensas, la receta es para cuatro comensales:

- 8 filetitos de lomo de cerdo finitos
- Queso cremoso tipo Philadelphia
- 1 trozo de morcilla
- Sal

Y para el empanado:

- Harina
- 1 ó 2 huevos
- Pan rallado

Empezamos aplastando un poco los filetitos para ponerlos más finitos, les añadimos sal, les untamos a cada uno una capita de queso crema y le colocamos a la mitad de los filetes rodajitas de morcilla a nuestro gusto, cortadas finitas. Tapamos con la otra mitad, les añadimos un poquitín de sal y los pasamos por harina, huevo y pan rallado para empanarlos. Los freímos en abundante aceite de oliva caliente y los sacamos sobre papel absorbente cuando estén doraditos. Ya están listos para comer. Yo, esta vez, los acompañé con patatas a lo pobre.

jueves, 2 de agosto de 2012

CAPRICHO #338: Ensalada americana o Coleslaw



No os podéis imaginar el día de calor que hace hoy en Málaga, ha entrado el poniente, lo que significa que el terral nos va a dar candela unos tres días, con lo que a la playa no se puede ir porque el agua está helada y con resaca, así que toca bajar persianas, poner el aire acondicionado y comer cosas fresquitas como esta Ensalada Americana de col.

Ya la había probado comprada hecha y me había encantado. Varias veces la hice yo misma pero no encontraba el punto de sabor que buscaba hasta que la vi en el blog de Angie, La cocina de Angie, y ¡milagro! di con la tecla. El sabor es redondo así que no dejéis de probar de hacerla, no os va a defraudar.

Necesitamos para ello una col china, 1 cebolleta, 1 zanahoria, 1 manzana, limón y para la salsa, nata ácida, 1 cucharada de mayonesa, 1 cucharada de mostaza suave, ½ cucharada de azúcar, 1 chorrito de vinagre blanco (yo usé de manzana), sal y pimienta negra.

Cortamos las verduras y la manzana en juliana fina, a la manzana la rociamos con un poco de limón para que no se oxide. Las mezclamos en un recipiente.

Hacemos la salsa batiendo todos los ingredientes. La nata ácida o creme fraiche, si bien se puede comprar hecha, la hice casera: a unos 150 ml. de nata de montar le añadí el zumo de medio limón y la dejé reposar un ratito.

Sólo queda añadir la salsa a las verduras y remover bien. Guardar en el frigorífico para que esté fresquita para la hora de comer. A la hora de servir podemos añadir por encima un puñado de pasas sultanas. Os aseguro que el contraste de sabores es divino.